lunes, 13 de febrero de 2017

AMISTAD



14 de Febrero día de la amistad!!!

Felicidades a todos.
en este día tan Especial, les deseamos sobreabundantes Bendiciones.

Jesús! Nuestro más fiel amigo
no nos abandona nunca. Es fiel.

Les regalamos un pasaje bíblico:

Eclesiástico  6: 5 - 17

5 La boca amable multiplica sus amigos, la lengua que habla bien multiplica las afabilidades.
6 Sean muchos los que estén en paz contigo, mas para consejero, uno entre mil.
7 Si te echas un amigo, échatelo probado, y no tengas prisa en confiarte a él.
8 Porque hay amigo que lo es de ocasión, y no persevera en el día de tu angustia.
9 Hay amigo que se vuelve enemigo, y descubrirá la disputa que te ocasiona oprobio.
10 Hay amigo que comparte tu mesa, y no persevera en el día de tu angustia.
11 Cuando te vaya bien, será como otro tú, y con tus servidores hablará francamente;
12 mas si estás humillado, estará contra ti, y se hurtará de tu presencia.
13 De tus enemigos apártate, y de tus amigos no te fíes.
14 El amigo fiel es seguro refugio, el que le encuentra, ha encontrado un tesoro.
15 El amigo fiel no tiene precio, no hay peso que mida su valor.
16 El amigo fiel es remedio de vida, los que temen al Señor le encontrarán.
17 El que teme al Señor endereza su amistad, pues como él es, será su compañero.


De los recuerdos de la Madre María Jesús, 
a cerca de Madre María Luisa, verdadera Amiga, siempre y velando de ella en todo, hasta en lo espiritual:

"Yo conocí a nuestra Madre Fundadora el día 27 de octubre de 1929, en el Asilo de San José, calle Ayala, 71 en Madrid, regido por Hermanas Mercedarias de la Caridad.
Tenía yo, 8 años.
Fui confiada a ella, desde el mismo día de mi ingreso allí, por la Superiora de entonces, Madre María Aránzazu, sabiendo cumplir muy bien la Madre el cargo que le habían hecho.
Hizo de verdadera madre para mí, encargándose de mi cuidado material y más aún del espiritual. Esto lo tomó con mucho empeño, pues el ser mandato de la Superiora, era voluntad de dios para ella.  Como era muy obediente, estaba acostumbrada a hacerlo siempre de esta forma.
Fue la que después de haberme formado y enseñado a amar a Dios, ayudada de cierta religiosa llamada Sor I., preparó mi alma para recibir  a Jesús en la Sagrada Comunión.
          Ahora comprendo que el Señor la tenía escogida para un fin muy grande, cual era, el de dirigir almas."


¡Madre María Luisa!
¡Acompáñanos Siempre!!!